A ti, sí, he dicho a ti

A ti, que has dejado de creer, pero conservas en el cajón de los recuerdos el comodín de la esperanza. A ti, que, aunque a veces te apetezca más o menos hacer algo, siempre eres fiel a los tuyos. A ti, que fiesta es tu apellido y estás en todas regalando sonrisas. A ti, que no te has rendido, después de todo lo que te han roto el corazón, como si fuera un Lego. Que ya casi ni las canciones de Vetusta pueden reconstruirte. Que tus manías son la magia que te hace especial, no dejes que nadie te diga lo contrario. A ti, que eres el potas del grupo, siempre te tienen que llevar a casa porque no sabes ni decir tu nombre completo. A ti, que te miras al espejo con una prenda que resalta tus fascinantes y apoteósicas curvas y no te lo crees. Infinito es el amor que te regalan y no lo ves, claro, por supuesto, A ti.

Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie