Un poco más que la atención

Ese momento en que sabes que es domingo pero tú aún sigues en el sábado noche y se te mezcla lo de ayer, con los sentimientos, más lo de antes de ayer. Tu estómago forma algo complicado de digerir, pero no pasa nada porque entre todo ese caos, está ella. La calma de todo, sonriendo como siempre, no estás seguro de que sea a ti, y si es así sabes que eres la persona más afortunada del mundo. Su sonrisa suena mejor que " una puesta de sol en Galicia .." en el Pratt con las luces apagadas. Tiene la mirada tan bonita que te hace olvidar el sábado noche y la vida entera, sólo te preocupas de disfrutar, ya no hay vuelta atrás, tiene un poco más que la atención.
                        
Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie