Todo o nada

A veces creemos que lo tenemos todo, nos sentimos poderosos porque no necesitamos más. Que gran equivocación. Todo lo que nos rodea es de papel, y si el viento sopla, se va. El día de tu cumpleaños y te abandona por la primera cara bonita que se le cruza. Menos mal que hace unos segundos lo tenías todo. Un año. El precio para superar todo lo vivido y aquel horrible cumpleaños. Empiezas a disfrutar de las pequeñas cosas, que son las más grandes. Amigos y risas. Trabajo y satisfacción. ¿Puedes volver a decir que lo tienes todo? No cometerás el mismo error dos veces. Una chica. Es especial. Te hace correr el tiempo a velocidad de las agujas del reloj. Que maravilla. Le sacas fotos con los ojos. Al llegar a casa las reproduces en ráfaga mientras duermes. No es una chica. Es la chica. Pero del todo al nada no hay nada.
Los lugares no son bonitos y los momentos no se crean solos. Las personas hacen brillar un lugar. Sólo necesitas darles la oportunidad.
                    
Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie