Toda una vida

Noches peocupándote por cosas con solución, días en los que lo tenías todo, pero eso; como lo tenías todo sentias que te faltaba algo; lo que te faltaba era saber apreciarlo. Tienes que estar en esa silla incómoda, en la cuál si te puedes sentar más de 5 minutos es un milagro; pero no te importa; sólo te importa que la mujer que tienes a tu lado, tumbada en una camilla; no mucho más cómoda que la silla; que es la misma mujer que te enseñó todo lo que sabes, que te hizo ser la persona que eres; que ha luchado tan fuertemente porque seas feliz, sin importarle nada más que tu felicidad; se ponga bien y vuelvas a tenerlo todo. Tenerlo todo es estar rodeado de personas que te quieren; que quieren hasta a tus defectos, y que ellos sonrian .. es tenerlo todo. Es una pena, que para valorar todo esto haga falta tanto; toda una vida.

Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie