Escondes un mundo

Es ese momento, buscas un cambio, algo que te pueda hacer sentir mejor; y ahí estas tú, con la cabeza agachada, pero sonriendo lentamente; nadie cree que seas increíble, sólo valoran la ropa que llevas puesta, y cuando simplemente te lo estás pasando bien; lo estropean con sus comentarios estúpidos; no lo saben ver, no sólo es tu sonrisa, ni es el acompañamiento de tu mirada; es que además cuando empiezas a hablar descubres un mundo. Eres sorprendentemente fascinante, ojalá te lo puedas creer, porque escondes un mundo.

Alba T. Larralde

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie