Sabela

No pensaba que pasaría, si te paras a pensar suena hasta ridículo; quién me iba a decir que una sonrisa tan cálida e increíble me fuera a contar tantas cosas sin decirme nada. Que las noches descubriendo cosas sobre ti iban a ser tan intensamente divertidas, no me paraban de decir que tú no; que ni lo intentara, que no eras para mi; pero como se puede olvidar esa sonrisa? Esa mirada que se siente tan infravalorada pero que a la vez dice que no te va a dejar pasar a su corazón, cálido y lleno de sinceridad. No te pueden decir que no intentes lo inevitable. Pero... será Sabela?

Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie