Me niego

Me niego a que tus ojos no me vuelvan a hablar, a que tu corazón ya no me quiera. Pasaste de dejar mi casa llena de desorden a hacerlo con mi corazón; me niego a no volver a verte soñar a mi lado; mientras cierro los ojos y me dispongo a volver a verte en mis sueños. Pero es que tu no lo entiendes, y es normal; no sabes lo que es perderte a ti.

Alba T. Larralde

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie