El tiempo decide

Juramos que no volveríamos a hablarnos, dijimos que nos odiabamos; incluso llegamos a decir que no nos importabamos ya; mientras caía la última lágrima. Intenté olvidarte, de verdad que lo intenté, pero comprendí que no tenía que hacerlo; porque las cosas buenas que me diste, los momentos, las emociones, las sorpresas.., las sonrisas que me regalaste día tras día no merecen ser olvidadas si no recordadas. Enterre todo lo malo que nos dijimos y el daño que nos hicimos cuando sólo queríamos querernos; recuerdo lo especial que nos sentimos. Sé que siempre voy a estar para ti, al igual que sé que tú estarás para mi, porque siento decepcionarte; una vez más cariño, el tiempo decide..

Alba T. Larralde

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Hotel

Los colores que nunca he visto

Nadie